Wednesday, November 07, 2007

Si, aún te espero....

Llegaste tú y supuse que era amor. Era definitivamente lo más cercano. Si no lo conocía no sabría como reconocerlo. Entonces me dijiste todas esas cosas que alguien debe decir. Me sentía conectada a ti de una manera que jamás creí posible. Nadie me había entendido como tú. No de esa forma, de sé lo que pasa en tu cabeza, sino de la forma en que me mirabas, aceptabas mi locura y te volvías partícipe de ella.
Éramos dos niños, jugábamos, gritábamos y me hacías infinitamente feliz. Ha pasado tanto y a la vez no ha sucedido nada. No sé siquiera si realmente existió. Ahora todo parece un extraño sueño, un lejano recuerdo. Hasta tus manos me parecen ajenas ahora. Me has dicho todo cuando tomaste su mano frente a mí. La primera vez no quise escucharlo. Ignoré su existencia. Me decidí a desconocer esa parte de tu vida que no me incluía, de la que nunca sería parte.
¿A quién intento engañar? Es muy probable que esperaba en las sombras con los ojitos llenos de ganas, muriendo por escuchar un "te amo" de tu boca. Siempre dije que no era necesario, pero lo esperaba en la noche, después de las caricias, cuando te quedabas dormido. No decías nada, callabas. Nunca lo pedí porque no sentía que lo merecía. La oscuridad, las sombras, me llenaron de miedo. No podía salir a luz, ni siquiera a tu lado.
Me acostumbré a vivir de noche, cuando todos duermen. Esa primera vez que me rozaste en la oscuridad aprendí a morderme los labios. Aprendí a no hacer un solo ruido, a no llamar la atención. De día una y en la noche sólo tuya. Aparentando esa soledad cuando todos los días dormía con tu compañía.
Ahora que lo pienso, no recuerdo el tiempo. Creo que eres la relación más estable de mi vida. La que jamás prometió y jamás engañó. Siempre nos dijimos la verdad y las máscaras siempre se quedaron en la puerta. Nunca nada más que tú y yo, sin expectativas, sin mentiras ni promesas. Creo que soy la única a quien le has dicho la verdad. No juramos amor eterno, fidelidad o exclusividad. Nuestro arreglo siempre fue claro. Sin embargo, cometí un error. Te dejé entrar. Te me has metido bajo la piel.
Te quise lastimar, sí. Lo hice sólo porque sabía que te dolería. Sabía que no dirías nada porque no prometí nada, pero te marcaría igual que a mí. Lo besé sólo una vez, lo usé sólo para que fueras a tocar esa puerta, lleno de rabia. Me reía porque sentía que por primera vez eras tú el que esperaba, el que se callaba lo que quería y el que se mordía los labios. Seguías hablando en voz baja, tomando mi mano en las esquinas oscuras cuando nadie miraba. Me observaste, estático, sin saber que hacer. No te debo nada y lo sabes. Entonces te helaste en el umbral de la puerta, tus ojitos llenos de rabia. Me miraste partir, cerrar la puerta y escuchaste mi risa. Esa misma risa que oíste cuando nos desnudábamos jugando, como niños. Si, esa misma risa. Sé que la escuchaste y te quemó por dentro. Sé que oírla te llenó de rabia y por eso tocaste la puerta. No abrí no porque quería seguir. Quería que la duda te carcomiera poco a poco. Te sigue consumiendo porque lo veo en tu mirada. La besas a ella y luego me miras, esperando no sé que cosa.
Me sentía libre y llena de poder. Luego, se escuchó esa canción, esa que siempre me recuerda a ti. Esa que nunca te dije pero me hace recorrerte de nuevo en la memoria. Entonces me miraste a los ojos y dijiste: escucha. Derretiste el hielo y me llenaste de frío de nuevo. Sí, lo acepto, aún te espero.

3 comments:

*~PinkTangerine~* said...

Creo realmente que se ha vuelto imposible no esperar. es como si todo lo que pasa y se queda incompleto pareciera tener un final tan increible uqe tenemos uqe imaginarlo, escribirlo, desearlo..nunca lo olvidamos. Es extraño. son esas cosas uqe nunca sucedieron las uqe no deberíamos de recordar y aún así, intangibles e imaginadas son las uqe se quedan por más tiempo.
Entiendo como sus palabras se quedaron en tus oídos, como sus manos se quedaron en tu piel, como sus ojos se quedaron en los tuyos. Te entiendo poruqe de cierta forma, también tengo un zumbido, un escalofrío y un par de ojos uqe siempre me miran.
Será que cada vez es así, o deberíamos sentirnos bien porque, aunque irreal como fuera, fue real?
What can I say.. Im a girl with a crush. Al parecer no hay nada peor jeje.
love ya.

humantree said...

árbol vino y te quiere.

tzin said...

yo también te quiero